+34 914 170 457 sales@adamorobot.com

Adamo Robot irrumpe en el mercado para cubrir, de la mano del fisioterapeuta, el mayor número de pacientes según se describe en este cuadro:

5

Trabajador

Personas que sufren algún tipo de lesión o dolor (cervical, lumbar, etc.) relacionado con la postura que toma en su puesto de trabajo.

5

Accidentado

Personas que han sufrido algún tipo de accidente: laboral, de tráfico, etc.

5

Deportistas

Personas que realizan algún tipo de deporte (profesional o no) y que sufren una lesión (esguince, distensión muscular, tendinitis, PGM, etc.).

5

Bienestar

Personas que busquen un tratamiento fisioterapéutico preventivo y sin justificación de una patología severa.

5

Mayores

Personas de tercera edad y que necesitan de un tratamiento o rehabilitación.

Los tratamientos son personalizados gracias a los datos recabados por el fisioterapeuta, que posteriormente se aplican a Adamo Robot en sesiones programadas.  Una de las principales ventajas de Adamo Robot es que puede recopilar información en cada sesión de tratamiento e ir mostrando la evolución del paciente desde la primera hasta la última sesión, midiendo así la evolución del tratamiento.

Esta trazabilidad nos permite conocer tanto al profesional sanitario como al paciente, documentando su evolución con respecto a su patología de forma sencilla y gráfica.

Adamo nos da una valoración prescrita por el personal sanitario, nos identificará de forma gráfica los puntos afectados en nuestro organismo y nos mostrará las sesiones recibidas, duración y evolución.

Gracias a nuestra aplicación móvil ADAMO ofrece al paciente la posibilidad de una vez prescrito el tratamiento en una primera sesión por su médico rehabilitador o fisioterapeuta guardar todo su historial y decidir por geolocalización donde quiere recibir el tratamiento con Robot Adamo.